¡Los nervios previos al matrimonio!


Hay momentos en la vida que no se olvidan, y uno de ellos es cuándo nos proponen matrimonio, para algunas parejas es la consolidación de su amor. La emoción y alegría del momento nos invade, pero nos faltó decir que ¿sí? o lo dijimos, y con los nervios no nos dimos cuenta.

Y ¿ahora qué viene?, pasó la celebración, le dijimos que sí ¿llegó el momento de los preparativos? Lo primero es mantener la calma, aunque esto en ellas es más difícil que en ellos. Queremos que el día de la fiesta salga todo perfecto, tal como en algún momento lo soñamos.

Es por eso, que muchas novias se ven superadas por la organización de su matrimonio, y cómo consecuencia de esto sufren crisis de estrés o ataques de pánico. A medida que se acerca el “gran día” las dudas se apoderan de los pensamientos de ellas quienes se ven superados por el estrés al que están sometidos durante todo el proceso de organización.

Sin embargo, es una reacción más habitual de lo crees ¿sabías?

Cuándo comienzan los preparativos, las discusiones se desatan por  múltiples motivos, llegando incluso a decir “no sé si será lo mejor este matrimonio”, calma no significa qué no lo quieran hacer, si no que están nerviosos por el importante momento que vivirán.

El miedo a olvidar algún detalle importante, a no tenerlo todo completamente controlado, es una de las causas más frecuentes de los ataques de pánico. Sin embargo, ya nada puedes hacer si estás a horas de que esto suceda, ¡a disfrutar se ha dicho!

Todos estos motivos hacen que estés más irritable, tengas cambios de humor, ganas de llorar, incluso te cuestiones si realmente quieres dar este paso tan importante ¿cómo controlarlo?, eso es lo complejo en estas instancias. ¿Se puede?

¿Quién termina siendo él o la más damnificada en este caso? ¡El novio!, para ellos todo es más relajado, no les preocupa que algo no sea completamente perfecto. Y seamos sinceras en ocasiones volcamos toda nuestra rabia en ellos y son el blanco de nuestros ataques.

Mantén una actitud optimista, mentaliza que todo saldrá bien y evita quejarte todo el tiempo por lo cansada que estás o lo irritable que te sientes. Lo mejor es conservar la calma en todo momento y evitar discusiones innecesarias con tu pareja, amigos o familia.

Y para ustedes ¿cómo ha sido el proceso previo al matrimonio? Nos vemos a las 19 horas en No Eres Tú, Soy Yo por Zona Latina

(45)

¡Los nervios previos al matrimonio!

0 Comments