¿Anécdotas en un Motel?


El humor nunca debe faltar, ni por muy extrema que sea la situación pero hay momento en los que nos gustaría que la tierra nos tragara y ojala no nos devolviera hasta por lo menos unos meses más, sin embargo, la cosa no funciona así y por más vergüenza que tengas, la vida es así y cuando menos lo esperas las cosa pasan pero ¿en un motel?

Ya aquí sí que no nos hagamos los cartuchos, porque si vas a una de esas casitas es porque algo te traes entre manos y cuando salgas de ahí la sonrisa no te la va a sacar nadie, mmm “cochinona” y bueno está bien, a menos que vayas camuflada porque la cita es con tu “amante” chan chan.

¡Directo al grano! En un Motel pueden ocurrir muchas cosas que jamás olvidaras y una de ellas puede ser que la performance que tenías preparada no salió como imaginabas y en vez de soltar suspiros fueron carcajadas por la situación ¿se murió el momento? Ya pero nada es tan grave porque no hay primera sin segunda y ¿por qué no volver a intentarlo?

Aunque dicen que esos momentos deben ser espontáneos y ojala nada planeado porque nunca resulta como esperamos ni tampoco es recomendable ir con una expectativa de lo que será, a ratos están superan la realidad y terminan siendo nuestras peores enemigas.

¡Si las paredes hablaran! Chuuu no lo quiero ni pensar, porque pasadas las horas comienzas a pensar en lo qué hiciste y te ries sola porque no lo puedes creer, es que no parecías tu pero aquí te tienes que hacer la pregunta del millón ¿cómo lo pasaste?  Porque si tienes una sonrisa de oreja a oreja, no hay mucho que preguntar.

Hay unas bien chistosas, como por ejemplo que terminas con amigos después de un carrete durmiendo en la misma habitación pero no justamente de la casa de uno de ellos sino que de un Motel que tenía hartos espejos y se miraron toda la noche.

Otra no tan anécdota más bien trágica, es que te comience a doler el estómago y no sepas como disimular más, y todo se destruya porque no te queda otra alternativa que salir de ahí a como dé lugar y de la mejor manera posible, aunque si es la primera cita, déjame decirte que todo se derrumbó.

Y tú ¿tienes alguna anécdota de motel?  

(118)

¿Anécdotas en un Motel?

0 Comments