Aprende a reconocer una dieta poco saludable


Durante todo el año circulan dietas maravillosas que prometen hacerte adelgazar en poco tiempo, pero llegando al verano estas aumentan con la promesa del cuerpo de bikini o que al fin lograrás sacarte la polera en  la playa. Pero la verdad, al menos la mitad de esas dietas son poco saludables y a la larga generan el efecto contrario.

Entonces, ¿cómo saber si esa dieta maravillosa que encontraste vale la pena o es mejor ignorarla?

  • Revisa la fuente: Si la dieta no viene de un profesional médico que estará supervisándola o la página de internet no cuenta con una fuente que puedas “rastrear” es mejor que no le hagas caso, pues puede resultar poco saludable.
  • ¿Hay diversidad? Una dieta balanceada y sana contiene una gran variedad de alimentos de todo tipo para satisfacer las necesidades nutricionales de tu cuerpo. Si esa dieta que encontraste sólo te permite comer manzana, por ejemplo, dile adiós.
  • No encuentras la fibra: Una dieta poco sana no contiene las cantidades de fibra que tu organismo necesita. La fibra está presente en granos integrales, legumbres, frutas y verduras, es muy saciante y equilibra la flora intestinal.
  • ¿Y las calorías? Cuando una persona comienza una dieta (sin ayuda de un profesional) tiende a reducir lo más posible la cantidad de calorías consumidas, pero corres el riesgo de comer menos de lo que tu cuerpo necesita, por lo que podrías terminar con una constante sensación de cansancio (y hambre). La cantidad de calorías que una persona debe comer varía dependiendo de su sexo, edad y actividad física, pero en promedio una mujer adulta necesita entre 1600 y 2400 calorías (sanas) diarias. Porque aceptemos, no es lo mismo satisfacer la cantidad de calorías diarias con alimentos saludables que con el menú completo de la comida rápida.
  • Demanda suplementos: Una dieta saludable es la que provee a tu cuerpo de todo lo que necesita con alimentos, no necesita que tomes vitaminas u otros suplementos para que tu cuerpo no note la diferencia en el cambio de alimentación.
  • ¿La dieta es para ti? En realidad hacer dietas de por si no es saludable, si quieres mantenerte delgada, sana o de la forma que quieras deberías llevar un estilo de vida que mantenga esta condición y no preocuparte del “rollito” sólo en temporada de verano. Además, ten en cuenta que todos los cuerpos y estilos de vida son distintos, así que lo que le funciona a tu amiga que trabaja en oficina puede no ser lo mismo que te funcione a ti si trabajas, con niños por ejemplo.

En definitiva, si quieres adelgazar o estar más saludable lo mejor que puedes hacer es no confiar tu salud a páginas poco confiables e ir a un especialista que recomendará lo mejor para ti, según tu cuerpo, tus tiempos y tu estilo de vida.

(17)

Aprende a reconocer una dieta poco saludable

0 Comments