Errores que comete la gente cuando quiere comer sano


Llegando a esta época del año (al menos en el hemisferio sur) la televisión, revistas y redes sociales suelen llenarse de publicidad veraniega, bikinis en cuerpos “perfectos” y recetas mágicas para que puedas lograr tu “cuerpo de bikini” o un “verano sin polera”, muchas personas se entusiasman y al fin llegan al lunes en que comienzan la dieta, pero cometen muchos errores, incluso aquellos que sólo quieren cambiar su estilo de vida a uno más saludable.

  • ¿Sólo productos light? Muchos creen que es mucho más saludable e ideal para la dieta reemplazar todos los alimentos (del supermercado) por su versión light, pero según Alfonso Méndez, especialista en obesidad y sobrepeso, “cuando consumimos este tipo de productos nos vemos despojados de la culpa por calorías sin considerar otros factores”. 
  • “Los fines de semana puedo pecar con la comida”, muchas personas comen saludable (o no tanto, pero sí consumen menos comida) de lunes a viernes y los fines de semana se los dan libres. Según la doctora Caroline Apovian, este hábito no es saludable y sólo estás saboteando todo lo que habías hecho. Un estilo de vida saludable se lleva de lunes a domingo o no es un estilo de vida, además, en esos dos días (y en pocas comidas) podrías consumir incluso más calorías que el resto de la semana.
  • “Con 5 kilos estoy lista para el verano”, sin considerar que el peso es sólo uno de los factores de la vida saludable, enfocarse sólo en un número te hace ignorar la actividad física o el deporte que deberías realizar durante todo el año y no sólo antes del verano para “verte mejor”. Además, cuando la gente se enfoca sólo en los kilos, tiende a desatender lo que en realidad debe comer a diario y se deja llevar por dietas no del todo sanas.

Y cuando sólo consideras un número generas casi una obsesión con el tema. No es saludable vivir pendiente de la pesa y lo que esta máquina indica, además, un estilo de vida saludable lleva tiempo, y demora aún más en “mostrar resultados”.

  • “Esta semana me mato haciendo ejercicios”, y algo de esa frase está bien (sólo la palabra ejercicios), primero, el pensamiento de “como chatarra ahora pero lo bajo en un ratito en el gimnasio” es erróneo, además, estudios recientes han demostrado que una dieta balanceada es más importante que el ejercicio cuando hablamos de perder peso.
  • ¿Comer mucho menos? Cuando reduces la carga calórica de los alimentos influyes en el balance energético final, además cuando hay privación alimentaria el organismo provoca más sensación de hambre y reduce el gasto energético. Al final, sólo pasarás hambre sin mejorar tu salud.
  • ¡No más carbohidratos! La nutricionista de los famosos, Lisa DeFazio explica que los carbohidratos no sólo están en las masas (esas que les dices no cuando estás a dieta), sino también en frutas, verduras y lácteos. Además, al eliminarlos de tu vida sustiuyéndolos por proteínas y verduras la cosa termina mal.

“Cuando la gente quiere perder peso y comer sano suele decir ‘voy a cortar los carbohidratos’ algo que hacen durante varios días, provocando que bajen los niveles de azúcar en la sangre, lo que hace que te sientas con más hambre y con más ansiedad. En resumen: los hidratos no te hacen ganar peso y son importantes en tu dieta”

  • Seguir consejos de “falsos profesionales”, porque que algo funcione con otra persona no significa que tendrá el mismo resultado en ti, pues sus organismos y a veces también sus estilos de vida son completamente distintos. Por eso, siempre debes acudir a un especialista que recomendará lo que tú, y sólo tú necesitas para llevar un estilo de vida más saludable.
  • No cuidar tus emociones, pues tu salud emocional y mental es tan importante como la salud de tu cuerpo. Descuidar este aspecto, suele significar que ese cambio de vida que estás buscando sólo dure unas semanas y luego “caigas en la tentación”. Según un psicólogo:

“Aprender a entender, aceptar y gestionar nuestras emociones en vez de huir de ellas, es la forma más adecuada de buscar la estabilidad que nos ayude a emprender y mantener cualquier cambio en nuestras vidas”.

Finalmente, siempre recuerda que el cuerpo de bikini no es el que muestran en la televisión, es simplemente el que se atreve y se siente cómodo al usar uno y que si quieres cambiar tu alimentación debería ser por salud y no por apariencia, y que no es sólo para la temporada de verano, es un estilo de vida que se mantiene en el tiempo.

 

(23)

Errores que comete la gente cuando quiere comer sano

0 Comments