¿Qué le pasa a tu cuerpo después de una cesárea?


Muchas veces, a la hora de planear ser madre el parto no es lo que está más presente en tu mente, sobre todo los primeros meses de embarazo. Los temores de pérdida suelen superar los temores del nacimiento. Pero llegando a la última etapa del embarazo es imposible pasarla por alto y lo conversas con tu médico. ¿Parto vaginal o cesárea?

Una cesárea es una operación abdominal realizada para extraer al bebé cuando realizar un parto vaginal puede poner en peligro al bebé o a la madre. En el papel, es sólo indicada en casos de riesgos, aunque según el Informe de Gastos de Salid de la Organización para la Cooperación y el Desarollo Económico, el 47,1% de los nacimientos en Chile se realizan vía cesárea, y en el sistema de salud privado el porcentaje llega al 70%.

Ya sea programada, o de emergencia una cesárea te traerá consecuencias, ninguna permanente y si el procedimiento es bien realizado, ninguna debería afectar tu calidad de vida:

  • Dolor: Considera que es una operación, que cortarán tu piel y luego la coserán, por lo que sentir dolor es completamente normal, según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. Es por eso que los médicos suelen recomendar que no cargues nada más pesado que tu bebé y recetan pastillas para el dolor. Lo más importante es seguir al pie de la letra las instrucciones del médico, sobre todo si quieres cambiar medicamentos y estás lactando.
  • Lactancia: Es posible amamantar a tu bebé después de salir de la sala de operación, pero debes considerar la posición para hacerlo. La Clínica Mayo recomienda que le preguntes a tu médico o enfermera cómo acomodar a tu hijo para que tu herida no se presione.
  • Vacunas: Un bebé nace sin sistema inmune y todo lo que lo protegerá de enfermedades los primeros meses de vida es la lactancia materna, por lo tanto es importante que estés al día con tus vacunas.
  • Coágulos: La Clínica Mayo explica que la una cesárea podría aumentar las posibilidades de que se formen coágulos de sangre en las piernas u órganos ubicados en la pelvis, lo que podría ocasionar trombosis o una embolia pulmonar. Para evitar esto es necesario caminar y beber suficientes líquidos.
  • Estreñimiento: Después de una cesárea es normal sentirse hinchada y constipada, además, un efecto secundario de algunos medicamentos para el dolor es el estreñimiento. Por eso, igual que en el punto anterior, deberías mantenerte hidratada y en movimiento (siempre con ayuda y sin exagerar).

Lo más importante siempre es la buena comunicación con tu médico, cuéntale tus temores y que es lo que esperas de tu parto. Él podrá orientarte y hacerte las mejores recomendaciones.

(97)

¿Qué le pasa a tu cuerpo después de una cesárea?

0 Comments