Lo dice la ciencia: Las personas que se sonrojan son más confiables


Quizá te pasó que durante una presentación escolar o cuando hiciste algo que llamó la atención de muchas personas sentiste ese “calorcito” subir a tus mejillas y sin necesidad de usar un espejo supiste que estabas sonrojada. Probablemente eso te molestó o te avergonzó aún más y luego de varias veces terminaste por detestar ese tono rojizo en las mejillas. Sin embargo, un estudio asegura que incluso deberías estar algo agradecida por los sonrojos.

Un estudio publicado en Journal of Personality and Social Psychology explica que las personas que se sonrojan al sentirse avergonzadas son consideradas más confiables por los demás, y también son más generosas.

Los datos obtenidos a través de experimentos con 60 estudiantes universitarios sugieren que como un sonrojo no puede ser falsificado o disfrazado  es visto como un signo de que eres de confiar pues tus emociones (como la vergüenza) son genuinas.

 

La cara se sonroja en un momento de vergüenza o confusión porque el organismo libera adrenalina, lo que hace aumenta el flujo sanguíneo y dilata los vasos sanguíneos de la cara. El proceso es involuntario debido a que es accionado por el sistema nervioso simpático.

Pero los beneficios sociales no se limitan sólo a un entorno laboral o de amistades, sino que también están asociados a la búsqueda de pareja estable.

Según una periodista de BBC, especializada en psicología, el enrojecimiento facial es un atractivo sexual para quienes están buscando una pareja a largo plazo.

 

Según ella, al buscar una aventura las personas se fijan en quienes muestran mayor seguridad y confianza, pero esto sería diferente al buscar relaciones a largo plazo, ahí se prefiere la sinceridad, y volvemos al tema de que un sonrojo no se puede disfrazar..

Entonces, si eres tímida y te sonrojas con facilidad, no hay nada malo y es tiempo de decirle adiós a ese odio por el “calorcito” que sube a tu cara en momentos de vergüenza, mejor es aprender a sacarle partido a esa característica.

 

(25)

Lo dice la ciencia: Las personas que se sonrojan son más confiables

0 Comments