Dile adiós a estos mitos sobre los anticonceptivos


El uso de métodos anticonceptivos comenzó como una lucha femenina en los años 60, sobre todo contra la iglesia que promovía (y lo sigue haciendo) la abstinencia como principal método para evitar la concepción. Por muchos años se creyó que las mujeres que “se cuidaban” lo hacían por libertinaje y a pesar que casi medio siglo después existen diferentes métodos, siguen existiendo también muchos mitos en torno a ellos.

Aquí haremos un repaso de los más populares, y las razones de por qué siguen generando dudas, según los expertos de HRA Pharma.

  • Puedes usar el DIU (dispositivo intrauterino) sólo si has tenido hijo: Muchas personas creen que el DIU, más conocido como “la T”, sólo es apto para mujeres que ya han tenido hijos. Sin embargo, puede ser usado por cualquier mujer, siempre y cuando no existan factores de riesgo como cáncer de útero, sospecha de embarazo o infecciones vaginales. Se suele pensar que sólo es apto para mujeres que ya han tenido hijos porque es más fácil insertar el DIU en mujeres que han sido madres, pero es apto para todas las mujeres.
  • El DIU provoca infertilidad: Además del punto anterior, muchas personas creen que el DIU provoca infertilidad, pero su función es dificultar que los espermatozoides pasen a las trompas.
  • La píldora del día después es abortiva: Esto es totalmente falso, pues este anticonceptivo de emergencia funciona como un anovulatorio, en otras palabras, previene o pospone la ovulación, por lo tanto, los espermatozoides no se pueden encontrar con el óvulo. La píldora del día después es más eficaz en las primeras 24 horas tras la relación de riesgo y no es un sustituto a tu método anticonceptivo habitual, es sólo para usarse en caso de emergencia.
  • Los efectos secundarios de la píldora del día después son graves: En circunstancias normales los efectos secundarios son leves y transitorios. Los más comunes son náuseas, dolor de cabeza o abdominal o cambios en tu siguiente periodo.
  • Las pastillas anticonceptivas engordan y provocan más vello: Es una idea recurrente en torno a estos anticonceptivos, pero lo cierto es que rara vez ocurre, especialmente con las pastillas actuales. Y respecto al vello y al acné, la verdad es que estas pastillas suelen recetarse para controlarlos o reducirlos.
  • El condón solo se debe colocar antes de la eyaculación: Antes de la eyaculación, se libera líquido preseminal y este puede contener espermatozoides. Además, no siempre se puede controlar el momento preciso de la eyaculación.
  • Si se cae el anillo vaginal, pierde efectividad: No es habitual que el anillo se caiga, pero si por algún motivo se cae, hay una ventana de 3 horas para volver a ponerlo en su lugar sin que pierda efectividad.

¡Dile adiós a estos mitos! Y decide usar el método que más se acomode a tu cuerpo y tus necesidades, pero recuerda siempre asistir a un especialista y no automedicarte.

(254)

Dile adiós a estos mitos sobre los anticonceptivos

0 Comments