¿Cómo prevenir que los niños caigan en el “juego” de Momo?


Primero, qué o quién es Momo: Tiene un aspecto de ojos saltones, piel pálida y sonrisa siniestra, se hizo conocido en WhatsApp por un reto viral, y las autoridades (de todo el mundo) advierten que podría ser algo más serio, parecido al “reto de la ballena azul”.

La Unidad de Investigación de Delitos Informáticos de la Fiscalía General del Estado de Tabasco en México, hace algunos días advirtió por Twitter el peligro de agregar a “Momo” a WhatsApp e iniciar una conversación.

Aún no existe mucha información comprobada sobre Momo, no hay conocimiento oficial sobre quién está detrás de los terroríficos mensajes que envía, pero aún así, se pueden tomar precauciones, sobre todo con respecto a la seguridad de los niños en Internet.

Algo que no muchos sabían, hasta el escándalo de Facebook es que las aplicaciones saben mucho de los usuarios, y por eso son tan peligrosas, al menos si quién está detrás de ellas hace mal uso de los datos obtenidos, se hacen pasar por otras personas para obtener información algo más íntima sobre los usuarios.

Desde WOM comentan que, al menos en este caso, la información se transmite por WhatsApp, que funciona en cadena con otras aplicaciones del mismo grupo (Instagram y Facebook), y que como funcionan así, si agregas a alguien en cualquiera de las tres, la otra app sugieres que ahí también lo hagas, lo que haría fácil conseguir información personal.

Sang Hyun Park, Gerente de Terminales WOM comenta:

“Hoy el acceso a datos personales de las personas no requiere ningún esfuerzo y es muy sencillo, por eso hay que tener ojo qué aplicaciones se utilizan y qué datos nos solicita para ello”.

Y por eso, entrega una serie de recomendaciones que los padres deberían seguir para resguardar la seguridad de los menores de edad en internet:

  • Explicarle a los pequeños lo importante de hablar con sus padres sobre  lo que hacen en línea o a quiénes conoce a través de ella, como también tener todas las claves de acceso al teléfono y redes sociales por seguridad.
  • Revisar los celulares de menores de manera constante.
  • Monitorear las redes de contacto online donde se relaciona el menor, asegurándose de que sean solo familiares y amigos de su entorno más cercano
  • Enseñarle a los niños a preguntar si pueden compartir datos personales, como también número de celular, ubicación,  información familiar, entre otros
  • Si es víctima de ciberacoso, guardar historial de conversaciones para respaldar la información frente a cualquier medida que se tome al respecto

Y además, recomienda el uso de apps que que ayudan a los padres a saber qué aplicaciones visitan los menores, con qué frecuencia y cuánto tiempo pasan en ellas, con el fin de lograr tener un control de lo que los niños hacen en línea.

(230)

¿Cómo prevenir que los niños caigan en el “juego” de Momo?

0 Comments