El príncipe Harry se unió a su esposa en la tendencia anti protocolo


¡El príncipe rebelde ha vuelto! Mucho se habló de cómo Meghan Markle cambió la vida del príncipe Harry, calmándola, alejándolo de las polémicas, pero al parecer la realidad no es tan así.

Un poco (casi nada) de historia: Allá en los 2000 el príncipe Harry era conocido por su rebeldía, excesos y relaciones complicadas. Luego sufrió un cambio total y comenzó a parecer más un príncipe y menos un adolescente rebelde, y cuando comenzó a salir con Meghan Markle, se convirtió en un ejemplo de lo que la realeza debería ser, según ellos mismos.

Recientemente, se conoció que “recomendó” a su esposa no lucir trajes masculinos sino vestidos, porque eran más tradicionales, además, a la reina no le gusta que las mujeres utilicen pantalones (Hola, reina? Estamos en 2018).

Pero al parecer, no es el príncipe perfecto y no ha olvidado completamente cómo ser un rebelde, y todo gracias a su esposa y sus constantes salidas de protocolo.

Hace algunas semanas, él esquivaba la mano de Meghan porque una muestra pública de afecto podría contrariar a la reina, PERO, eso se le olvidó en un evento de polo al que asistió con su esposa, porque ¡se besaron! 

Okey, no fue un beso apasionado digno de película, fue algo más similar a un piquito, pero considerando que él había evitado darle la mano a su esposa en un evento oficial debido al protocolo, este beso merece casi una declaración del palacio de Kensington.

¿Este beso será una declaración pública de su amor o el príncipe quiere calmar a su esposa por prohibirle vestir como más le guste? 🤔

(46)

El príncipe Harry se unió a su esposa en la tendencia anti protocolo

0 Comments