¿Pañales desechables o de tela?


Para muchos padres, los pañales desechables llegaron a resolver un gran problema: ¿”ese pañal lo lavas tú o yo”? Pero también trajo algunas complicaciones matemáticas: sí hay que cambiar al bebé cada 4 horas, gasto estos pañales en un día y estos otros a la semana ¿cuánto subirán mis gastos si usa pañales durante dos años? 

¿Pañales desechables o de tela? Cada uno tiene muchos pro y contras, desde el dinero, el tiempo y la comodidad, tuya y de tu bebé, así que, ¿qué mejor que decidir conociendo la mayoría de estos?

Pañales desechables

Esa solución que llegó para tirar “los problemas” a la basura, no más lavado de pañales al final del día, no personas sufriendo un poco de asco por los desechos de su bebé y luego sintiendo culpabilidad por pensar así, pero las madres y padres son personas, y no todas se sienten cómodas con los olores que aumentan con cada mes del hijo. Pero también hay que considerar que no sólo estás tirando pañales a la basura, sino que también dinero.

Ventajas: son prácticos y fáciles de usar, luego de un tiempo, te tomará menos de 5 minutos cambiarlo por uno nuevo. Existen de distintas formas y tamaños para darle comodidad al bebé, además también están los ultra absorbentes, lo que significa, menos ropa mojada por “accidentes”.

Se pueden conseguir en supermercados, farmacias, liquidadoras y el negocio de la esquina, puedes cambiar a tu bebé en cualquier parte sin preocuparte de llevar “algo” en el bolso. Además, gracias a su super poder absorbente, cambiarás menos pañales al día.

 

Desventajas: ¿Alguna vez pensaste que un pañal con químicos está en contacto con la piel sensible de un bebé las 24 horas del día por un aproximado de dos años? Probablemente no, pero hay que saber que los pañales desechables presentan peligros potenciales que son desconocidos por la mayoría de las personas.

Sus polímeros a prueba de “pasadas” además del perfume que algunos traen han sido relacionados con erupciones crónicas del pañal, cáncer testicular, infertilidad masculina y asma.

Pero no sólo son los problemas de salud que pueden traer, sino la contaminación ambiental. Los pañales desechables representan 3.4 millones de toneladas de desechos por año, además las heces fecales quedan dentro de ellos lo que hace que no se degraden adecuadamente.

También hay desventajas económicas.

Sabemos que hay opciones accesibles, pero dando un paso atrás y mirando el panorama completo, piensas que cambias pañales cerca de 6 veces al día, lo que se traduce en 2200 pañales en un año. Además, cuando aún no eres un experto cambiador, hay accidentes que dañan el pañal.

 

Ahora, hablemos del antiguo, clásico y casi olvidado pañal de tela:

Muchas personas nacidas en los 90s se criaron con ellos, muchas madres y padres debieron lavar muchos con técnicas aprendidas de la abuela, era necesario pasarlo por humo, agregar el secreto por aquí y el secreto por allá para evitar posibles irritaciones en la piel del bebé. Pero lo cierto es que eso ha cambiado. Ahora existe una gran variedad y algunos son incluso tan prácticos como los pañales desechables.

Ventajas: Gastas menos dinero en pañales, ya que no necesitarás muchos a la semana, además al disminuir su cantidad, también disminuyes la basura que desechas.

Y una ventaja adicional es que al ser menos absorbentes, la sensación de estar mojado ayuda a los bebés a identificar la necesidad de un cambio además de ayudarlos a conocer su cuerpo.

 

Desventajas: Es verdad, gastarás menos en pañales porque el bebé usará menos pañales, pero aumentarás los lavados, lo que no es sencillo si eres de la idea que lo que ocupe el bebé debe ser lavado a mano. Está el problema que tienen algunas personas con estar en contacto con las heces del bebé, y el aumento en detergente.

Además, si vas de paseo tendrás el pañal sucio en el bolso por varias horas.

 

¿Qué opción es mejor para ti?

 

(39)

¿Pañales desechables o de tela?

0 Comments