Falsos mitos sobre alimentos que es mejor olvidar


J. M. Mulet es licenciado en química, doctor en bioquímica y biología molecular, profesor de biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia, y se cansó de algunos mitos sobre la alimentación que siempre nos han acompañado: el agua adelgaza o los vegetales no tienen proteínas.

Para ayudarnos a olvidar esos mitos y desenmascarar todas esas ideas equivocadas que nos llenan de prejuicios publicó el libro “¿Qué es comer sano?”, y adelanta algunos consejos como: nunca hagas la compra del supermercado antes de comer o con hambre porque gastarás más dinero y probablemente elijas cosas con más calorías o peor perfil nutricional (hola sellos).

Pero también ayuda a desenmascarar algunos mitos:

  • Hay que beber 8 vasos de agua al día: Él explica que debemos beber el agua que necesitamos, no hay un estándar para la población, y según él, la mejor forma de saber cuánta agua necesita nuestro cuerpo es escucharlo y guiarnos por nuestra sed.  

 

Aunque existen excepciones: Personas que sufren deterioro neurológico, porque su reflejo de sed está alterado, y quienes sufren de piedras en el aparato urinario.

  • Lo light no engorda: Esta creencia es totalmente falsa, sólo tiene menos calorías, sal o azúcar que un producto no light, pero no por eso no engorda. Así que llenarse de productos light no sirve mucho como alternativa, mejor cuidar las porciones.

“Para que un producto light sea efectivo, debes comer la misma cantidad que comías antes, algo que la gente no suele hacer”.

  • El azúcar moreno es mejor que el blanco: Mulet explica que son casi lo mismo, pero que el azúcar moreno tiene una mínima cantidad extra de minerales y nutrientes, pero no hacen mucha diferencia. Lo mejor es disminuir el consumo de cualquier tipo de azúcar.
  • El pan engorda: Algo que hay que saber, es que todo lo que comemos engorda, depende de las cantidades es cuánto nos hará subir de peso, y lo mismo sucede con el pan que suele estar muy satanizado. El pan es un carbohidrato de absorción lenta y aporta proteínas de origen vegetal y minerales, por lo que no son calorías vacías.

 

Entonces, eliminarlo de tu dieta no es tan buena opción como parece, lo mejor es cuidar qué ponemos entre las  dos capas del pan. Sucede lo mismo con la ensalada, ¿de qué sirve comer ensaladas todos los días si las vas a acompañar con carne frita, bebida y papas fritas?

Es hora de decirle adiós a algunos mitos y comenzar a comer lo que tu cuerpo necesita.

 

(13)

Falsos mitos sobre alimentos que es mejor olvidar

0 Comments