Errores frecuentes cuando te pintas los labios


Parece relativamente sencillo, pero pintarse los labios tiene toda su ciencia para que el resultado luzca perfecto. Además, si te gustan los colores fuertes todo es mucho más notorio, así que toma nota para que no vuelvas a repetirlos.

  • No exfoliar e hidratar los labios: Sobre todo si tienden a secarse es necesario realizar estos dos pasos antes de pintarlos. Aconsejamos que dejes el hidratante unos minutos y luego de eso lo retires con cuidado.
  • Perfilar los labios con un tono más oscuro que el labial: Estaba de moda en los 90, pero esa moda no ha vuelto, lo mejor es que el delineador y el labial sean del mismo color.

 

  • Aplicar el labial fuera de la boca: Realizar bien el paso anterior asegura que este también sea correcto, sobre todo si usas labiales hidratantes. Empieza por el arco de cupido y sigue hasta el final de tu boca (incluidas las comisuras) y si primero rellenas los labios con el delineador queda aún mejor.
  • Elegir el tono equivocado: Esta bien, puedes elegir el tono que más te guste y eso está bien, pero todos sabemos que hay colores que favorecen a ciertos tonos de piel o que resaltan el color de nuestros ojos.

 

  • No realizar retoques a lo largo del día: Es un hecho que cuando comes, bebes o fumas pierdes un poco de labial y lo peor es que no es en forma uniforme. Mejor siempre tener un labial en el bolso.
  • No retirar el excedente: Cuando termines de pintarlos aplica la antigua técnica de “un beso al pañuelo de papel” para evitar que los dientes se manchen de labial.

¿Caías en alguno de estos errores?

(234)

Errores frecuentes cuando te pintas los labios

0 Comments