Mantente atenta a estas señales, quizás es tiempo de cambiar tu anticonceptivo


Todas las píldoras anticonceptivas tienen ventajas y desventajas. Si bien al principio todo comenzó como un método de control natal, para que las mujeres pudiéramos decidir sobre la concepción y planificación responsable de familia, hoy en día no sólo sirven para eso, muchas adolescentes que aún no tienen su primera relación sexual también las ocupan, pues solucionan problemas hormonales que provocan acné, pelo excesivo o menstruación excesivamente dolorosa.

Estos medicamentos, tardan al menos 3 meses en adaptarse por completo en nuestro cuerpo, a pesar de que a la semana de acumulación en él, ya comienzan a surtir efecto, sobre todo anticonceptivo. Sin embargo, cuando los efectos adversos duran más de este tiempo o en caso contrario, cuando llevas mucho tiempo tomando la misma píldora tu cuerpo probablemente tus enzimas se encuentren saturadas, provocando una metabolización incompleta, ahí es necesario que lo consultes con tu ginecólogo, pues podría suponer complicaciones más graves.

Si presentas la persistencia de alguno de estos síntomas más allá de 3 meses desde que empezaste a tomar la pastilla, es necesario que la cambies por otra o tal vez otro método anticonceptivo.

1. Sangrado fuera del período menstrual

Esto es “normal” cuando cambias el método, no obstante si esto persiste o ya llevas tiempo utilizando esta píldora, probablemente debas consultar a tu médico, pues no es normal y probablemente se deba a un desorden hormonal.

2. Dolores de cabeza

A pesar de ser común que a las mujeres les duela la cabeza antes o durante la regla, debido a la gran cantidad de hormonas que pasan por su organismo, esto también puede ser culpa de las pastillas, como consecuencia de la gran cantidad de estrógenos que viajan por tu torrente sanguíneo, dentro de las pastillas.

3. Dolor de estómago

Todas las pastillas tienen estrógeno, esta hormona puede provocar que retengas líquidos, generándote una incómoda sensación de hinchazón, sin embargo, si los dolores persisten durante el tiempo y se vuelven más fuertes, es momento quizás no sólo de cambiar la pastilla, también el método.

4. Tienes muchos cambios de humor

Si bien con la subida y bajada de tantas hormonas dentro de tu organismo y la inflamación de hasta dos veces su porte de tu útero, no harán que tengas el mejor humor durante esos días, los constantes cambios de humor no son algo bueno o normal, puede que las pastillas que estás utilizando tengan demasiada progestina, que puede ser la culpable de todas estas emociones.

(108)

Mantente atenta a estas señales, quizás es tiempo de cambiar tu anticonceptivo

0 Comments