6 ERRORES QUE COMETEMOS AL DELINEARNOS


Uno de los más grandes desafíos a la hora de maquillarnos es el delineado de los ojos, pues no todas dominamos el bello arte de Mulán que de un solo y firme trazo, queda con ese delineado soñado y preciso.

Hay tantas forma de delinearse como productos con qué hacerlo, existen los delineadores: líquidos, en gel, de lápiz, en plumón, de kohl y más, por ello busca el que más te acomode y atenta a estos errores que cometemos a la hora de delinearnos y cómo solucionarlos.

1. Delinear todo el ojo

Además de parecer un no tan agraciado mapache, nuestros ojos se ven mucho más pequeños, pues al igual que con el contouring, los colores oscuros nos ayudan a delimitar y afinar nuestros rasgos. ¿Cómo solucionarlo? Práctica, mucha práctica, lo ideal es delinear sólo el párpado móvil, lo más apegado a las pestañas que puedas.

2. Delinear sólo la línea de agua

Hay que ser sinceras, que tire la primera piedra la que no hizo esto en su juventud. Al igual que en el punto anterior, esto no es nada favorecedor, pues además de correrse generalmente por la lubricación natural de nuestros ojos, también los hacen parecer más pequeños y también desequilibrados, prueba con un color más claro en la línea de agua y un delineado sencillo a ras de las raíces de las pestañas.

3. Utilizar únicamente delineador negro

Hay tantos colores, porqué sólo limitarnos a uno, sobre todo en el día, el delineador negro está bien y sobre todo para un maquillaje nocturno, pero el resto del tiempo puedes utilizar otros colores, como el café, teja o incluso incursionar en los delineadores flúor como fucsias y amarillos.

4. No sacarle punta a nuestro lápiz delineador

Sobre todo por el material del que están hechos, a diferencia de los lápices “de palo” comunes y corrientes, la punta de los delineadores en lápiz se va aplastando cada vez que los vamos ocupando, terminando con una punta completamente redonda y achatada. Esto provoca que la línea nos quede cada vez más gruesa. Solución: mantén tus delineadores en buenas condiciones, lleva tu sacapuntas a donde quiera que lleves tu delineador.

5. No sellar nuestro delineado

Sea cual sea el material de tu delineador, este se puede ir corriendo a lo largo del día, manchando tu párpado y dejando tu maquillaje poco prolijo. Esto se debe a que no sellamos nuestro delineador, no es tan difícil, sólo debes poner un poco de sombra negra con un pincel angular sobre él y listo.

6. Estirar el ojo para delinearnos

Lo sabemos, los párpados no son completamente lisos y muchas veces la punta se “pega” a la mitad de este, pero la práctica hace al maestro. Al estirar tu ojo, lo que también es dañino para la retina de tu ojo, y provoca envejecimiento prematuro de la piel, la línea que al principio se veía estirada y delgada, pronto será irregular y gruesa. Así que, practica, practica, practica.

(54)

6 ERRORES QUE COMETEMOS AL DELINEARNOS

0 Comments