El príncipe Harry rompió una tradición familiar para complacer a su esposa


Si algo ha enseñado el montón de series y películas que relatan la vida de los ingleses (nobles, con dinero y de la realeza) es que la caza es un tema importante, una tradición que realizan en familia desde que son capaces de sostener y disparar un rifle. Los Windsor, la familia real británica no es ajena a esta tradición y cada año se trasladan a Balmoral para la caza del urogallo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Aunque, en esta última temporada de caza se noto una ausencia: el príncipe Harry.

Meghan Markle es reconocida como activista por los derechos de los animales, por lo que no estaría nada de acuerdo con esta tradición familiar de su esposo, y por eso se comenta que el príncipe ha evitado las cacerías desde que está con la ex actriz.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Mucho se ha hablado de todo lo que debió dejar Meghan Markle al unirse por matrimonio a la realeza, pero poco se mencionó de las cosas que ha dejado el príncipe por su relación. Que la verdad, suena mucho más romántico pues no son exigencia del protocolo de la realeza, sólo quiere que su esposa esté feliz.

¿Alguien cree que toda la familia real debería escuchar las opiniones de Meghan Markle con respecto a la cacería?

(96)

El príncipe Harry rompió una tradición familiar para complacer a su esposa

0 Comments