¿Cómo evitar y tratar las uñas amarillas?


Muchas personas han sufrido de uñas amarillas, lo que es bastante molesto ya que da la ilusión de poca higiene y suciedad, aunque la realidad no sea así, y para evitarlas o tratarlas primero hay que conocer las causas que las provocan.

La causa más normal y fácil de solucionar es que el esmalte de uñas cause su color amarillento, y esto puede ser debido a su baja calidad o su alta pigmentación que penetra la uña haciendo que estas se impregnen y cambien su color.

Otra causa son los hongos que se instalan debajo de las uñas y se alimentan de la queratina, lo que causaría esta decoloración Y por otro lado, un déficit nutricional también podría causar el color amarillento en las uñas.

Y hay algunas causas que el poder solucionar es fácil de palabra, pero no tanto en los hechos, porque está relacionado con el tabaco. ¿Las personas que fuman cuantas veces intentan dejarlo antes de lograrlo? Muchas, todo a causa de la nicotina, que provoca adicción y coloración en las uñas.

Por último, hay enfermedades y medicamentos que también podrían tener relación con las uñas amarillas.

Ahora, ¿cómo solucionamos esto? La respuesta claramente no es con un esmalte que las oculte.

Cuando la causa está relacionada a enfermedades o medicamentos es necesario consultar a un especialista por el mejor tratamiento, porque lo más importante siempre será la salud, y lo mismo sucede si la causa es un déficit nutricional.

Ahora, lo que sí podemos hacer (sin necesidad de médicos) es utilizar siempre una base protectora para nuestras uñas cuando usamos esmaltes, y si también quieres prolongar su duración, no es mala idea también usar un top coat.

Si ya tienes hongos en tus uñas, también deberías asistir a un especialista, pero puedes evitar su aparición manteniendo una buena higiene y preocuparte que tus uñas siempre estén secas. Llevar las uñas cortas y limpiarlas con cepillos a diario.

¿Y qué hacer si las uñas ya están amarillas? Si descartamos las causas médicas, hay algunos remedios caseros que podemos utilizar para blanquearlas:

  • Pasta de dientes blanqueadora: No es mucha la novedad aquí, el mismo nombre del producto lo dice, y sólo debes colocarlo en tu cepillo de uñas y frotar de forma suave.
  • Bicarbonato: Mezcla bicarbonato con un poco de agua para formar una pasta, con un cepilo y de forma muy suave frota la mezcla en tus uñas.
  • Limón: Frota trozos de limón sobre tus uñas, teniendo cuidado de hacerlo por la noche y cuando no tengas ninguna herida.

Y a pesar que hay algunos remedios para las uñas amarillas, lo mejor es prevenir, al menos las causas no médicas. Mantener una alimentación equilibrada y saludable es lo primordial, no sólo para la apariencia de tus uñas, además de buena higiene, preocupándote siempre de secarte bien. Y recuerda, si usas esmaltes, nunca te saltes la base protectora.

(24)

¿Cómo evitar y tratar las uñas amarillas?

0 Comments