¡Terminé y me arrepentí!


“Esta relación se terminó”, ¿alguna vez lo has dicho?, lo más probable que sí, y  debe haber sido porque la relación ya no daba para más, sin embargo, luego de unos días  ¿te has arrepentido?, se supone que no deberíamos dar pie atrás luego de una decisión como esta. Cuando la rabia y el enojo decantan, recién nos damos cuenta de lo que realmente está pasando.

Cuando estamos enojados decimos lo primero que se nos viene a la cabeza, en ese momento no vemos más allá de la rabia y la ofuscación. Creemos que la decisión más acertada es poner un punto final, pero con el paso del tiempo, esa seguridad comienza a tambalear, abriendo paso a un montón de dudas, lo que nos provoca las ganas de volver con quién ahora es nuestra ex pareja.

El problema es cuándo buscamos a quién fue nuestra pareja, pero ya es demasiado tarde, mientras nosotros nos ilusionábamos con la idea de volver, y que el otro tendría las mismas ganas, todo se nos derrumbó, al saber que ya rehízo su vida y además nos dejó bien claro, que ya no quiere nada con nosotros.

Ante una situación como esta, no nos quedaría nada más que seguir adelante, pero no es tan simple, cuándo nos damos cuenta que aún habían sentimientos por el otro. Justo cuando le queríamos dar un cierre a la relación, nos aparece este arrepentimiento que termina por sentirnos culpables del quiebre.

Este es un punto importante a considerar, porque la culpa nos comienza a pasar la cuenta, sintiéndonos responsables de haber terminado con una historia de amor que podría haber tenido un final feliz. Sin embargo, en ese momento te deberías preguntar si el otro rehízo tan rápido su vida, ¿realmente sufrió con el quiebre?

La culpa solo trae consigo angustia, y esto nos paraliza, en ese momento es mejor pensar si realmente valía la pena continuar con la relación, tal vez el otro también quería terminar con la relación pero no se atrevía, y se escudó tras tu decisión para finalizar algo que no tenía vuelta.

Las relaciones de pareja, no funcionan solo porque uno quiera, se construyen a base de dos personas que se atraen y deciden entablar un lazo afectivo. Asique no te aferres al sentimiento de culpa, si tomaste esa decisión fue por algo y si ya no hay vuelta atrás, es mejor seguir adelante, guarda los mejores recuerdos y no te quedes en el pasado, porque probablemente eso te hará mucho daño.

Y tú ¿te has arrepentido de haber terminado una relación?

 

(64)

¡Terminé y me arrepentí!

0 Comments