Cuando el botox y las cirugías transforman el rostro


Thalía fue la última celebridad que despertó las críticas por los cambios en su rostro. La alarma se encendió en vísperas de Navidad, cuando la cantante publicó en Instagram una foto junto a su familia, en donde se le ve distinta y con el rostro hinchado. Los comentarios no tardaron en llegar se especuló que se había hecho alguna cirugía estética o abusado del botox, cosa que ella aún no confirma ni desmiente.

En este miércoles de espectáculos revisamos las fotografías del antes y después de celebridades que han abusado de las cirugías o el botox. Nos acompañó el cirujano plástico Harold Bayo, quien además dio recomendaciones para quienes quieren someterse a alguna intervención.

El cambio en el rostro de Thalía: A pesar de que la cantante no ha confirmado intervenciones en su cara, sus seguidores creen que abusó del botox para verse más joven.

 

Nicole Kidma y su arrepentimiento: La actriz australiana quiso mantener una frente lisa, cejas subidas y eliminar las patas de gallo con botox. Los resultados no fueron lo que esperaba y decidió reconstruir su rostro. Hoy es una activista del rostro natural.

 

Mickey Rourke el ex “sex symbol”: No solo las mujeres se hacen cirugías estéticas. El actor que saltó a la fama con “Nueve semanas y media” (1986) ya se ha hecho por lo menos seis cirugías en el rostro. No conforme con eso, en noviembre de 2017 contó que se sometería a otra operación más, esta vez para perfeccionar su nariz.

 

Michael Jackson y el mito de su nariz: el Rey del Pop tuvo una transformación tremenda a lo largo de su carrera. Es un ícono en cuanto a la adicción al bisturí, sin embargo, en vez de mejorar, terminó completamente deforme. Uno de los cambios más evidentes es el de su nariz, que según los mitos se le habría caído en medio de una entrevista.

 

Y tú ¿Te harías alguna cirugía estética?

(23)

Cuando el botox y las cirugías transforman el rostro

0 Comments
Camila Bustamante
Camila Bustamante
Periodista, editora de Sabores. En la cocina soy tan buena como Rachel Green y mi especialidad es el "Trifle". Juro que el amor no basta para un buen plato.