¿Llegar al altar con el ex?


¿Cómo es la cosa? ¿No qué era tu ex? Parece que últimamente las personas aún no tienen tan claro si quieren algo con su ex porque según algunas cifras, más de 3000 chilenos han contraído matrimonio con sus ex pareja. No vengan a poner cara de sorprendidos porque para qué venimos con cosas, donde hubo fuego cenizas quedan.

Entendemos que llega un momento en el que no soportamos a la persona que tenemos al lado, es por eso, que tomamos la decisión de mandar todo a la punta del cerro, esperando no volver a toparnos nunca más con esa persona que tanto daño nos hizo. Es muy cierto, aquel dicho “nunca termines cuando estés discutiendo y no digas te amo cuándo este haciendo el amor” que frase nos sacamos para esta ocasión. El problema es cuando nos enfriamos y pensamos en la decisión que tomamos, dando un paso atrás y volviendo con la cola entre las patas.

 

 

Cuando te separas tienes dos opciones muy claras, una es olvidarte para siempre de lo que fue esa relación de pareja, de sus buenos y malos momentos. La otra es que te arrepientas de haber puesto punto final, vuelvas y para dar un sello romántico llegan al altar de la mano como si nunca se hubieran separado.Por supuesto, que los comentarios de los terceros van a comenzar a salir rápidamente, ¿cómo no estaban separados? Bueno el amor todo lo puede y aunque para algunos sea muy descabellado, el destino los volvió a juntar y está vez ojalá sea para siempre.

 

 

Aunque hay parejas que definitivamente van y vuelven, como esos cuentos que partes leyendo y parecieran nunca acabarán. El problema es que terminas dejando de creer en ellos, criticando que su actuar y alejándote, porque cada vez que pelean se separan, llegan con sus problemas, hablan peste el uno del otro y después andan de la mano cómo si nada hubiera pasado. Realmente resultará el que te hayas separado, y luego te vuelvas a casar con tu ex, aunque dicen que la tercera es la vencida pero ¿no será mucho? Nunca es suficiente cuando de temas del corazón se trata, lo intentamos por mucho que nos duela, pero nunca nos quedamos con la espinita que podríamos haber hecho algo y no lo hicimos.

 

 

Y tú ¿eres de los que te casaste con tu ex?

 

(40)

¿Llegar al altar con el ex?

0 Comments