¿Por qué sigues con hambre después de comer?


¿Te ha pasado que aún después de comer te sientes hambrienta? A veces incluso piensas en un segundo plato de comida para mejorar la situación, pero la solución está en mirar algo más atrás, al desayuno.

Siempre se ha dicho que la comida más importante del día es el desayuno, y es porque será lo que te de energía durante todo el día. Además, luego de (idealmente) 8 horas de sueño, necesitas reponer los niveles de energía de tu cuerpo a través de la glucosa.

 

Un buen desayuno debería contener proteínas, grasas (de las llamadas buenas) y carbohidratos complejos (de liberación lenta), y un ejemplo sería consumir pan o cereales integrales, un lácteo, una porción de fruta y frutos secos o palta.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de feedfeed, by Julie Resnick (@thefeedfeed) el

Durante el resto del día también prefiere frutos secos para picoteos, pues las galletas envasadas y las barras de cereal (que a veces lucen tan saludables) generalmente no colaboran en nada pues entre sus componentes hay químicos y carbohidratos procesados, lo que simplemente generará un peak de azúcar que restará energía.

Y quizá suene a cliché, pero es importante reducir el estrés, ya que además de afectar tu salud mental también puede somatizarse en síntomas físicos. El hipotálamo es el encargado de avisarle a nuestro cuerpo que necesitamos energía (sensación de hambre) pero cuando hay estrés también hay ansiedad, lo que desajusta el funcionamiento del hipotálamo.

 

Por lo que, si aún no cambias tu forma de comer e incluyes sagradamente el desayuno todas las mañanas, y sientes esas ganas enormes de un “atracón de comida” incluso luego de haber comido algo, lo mejor sería contar hasta 10 y pensar: ‘cuándo fue la última vez que tome agua?’ o ‘¿cuánto ha pasado desde mi última comida?’, y si en serio crees que tu cuerpo no necesita comer, no lo hagas.

Otro enemigo son las bebidas azucaradas, pues su alto contenido en glucosa hace que la hormona que genera sensación de saciedad se descontrole, y por eso podrías sentir más hambre luego de una bebida. La mejor opción para la sed, siempre será el agua.

En el caso que creas que “el agua es fome” o no tiene sabor, prueba agregándole frutas de tu gusto. En verano, el agua con pepino y limón es muy refrescante 😉

(25)

¿Por qué sigues con hambre después de comer?

0 Comments