¿Se nos pasa rápido el enojo?


¿Se nos pasa rápido el enojo? Cada día nos convencemos más que estar en una relación de pareja no es una tarea fácil, si las discusiones están a la orden del día, basta con que el otro integrante lance la chispa para que el incendio sea enorme como para que lo apaguen varios bomberos. Lo peor es cuándo las llamas se apagan pero la rabia se mantiene y es cosas de segundos para que se vuelva a prender.

Todos tenemos de esos días que nos gustaría que terminen lo antes posible, y si hay una persona que esta para ser como diríamos de manera coloquial “la piedra de tope” es la pareja. Si bien no es la responsable de lo que no está pasando, basta con que encare el porqué de su malestar para ser incluida en el problema.

¿Cuánto nos dura el enojó? Todo depende del motivo que nos provocó la ofuscación, hay personas que pasado 10 min ya están nuevamente como si nada hubiera ocurrido, sin embargo, hay otras más rencorosas que les cuesta perdonar y aceptar que es una de tantas discusiones.

¡No digas te amo mientras haces el amor y no termines una relación en medio de una discusión de pareja! Y si nos ponemos analizar detenidamente, somos culpables de dejarnos llevar por nuestras propias emociones, decimos lo primero que se nos viene a la cabeza con el fin de ganar, ¿ganar qué? Un disgusto que podrías haber evitado.

Las discusiones pueden subir de tono sin darnos cuenta, queremos que el otro entienda lo que nos molesta y ojala fuera posible que no lo volviera hacer, y en ese momento probablemente lleguemos a un acuerdo que nos deje tranquilo a los dos, pero después de un tiempo ¿le entró por un oído y le salió por el otro? y volvemos a tener esa desagradable conversación que parece no tener final.

¡Es que tú tienes la culpa, no tú! ¿Quién la tiene entonces? En una relación de pareja los integrantes son dos, por lo tanto si desean continuar con lo que en un principio soñaron, sería mejor ceder y llegar a un acuerdo por muy oscuro que se vea el panorama, pero ¿cuesta tanto? Sin embargo, no hay peor batalla que la que no se da.

Las relaciones de hoy en día no se proyectan, es más a la primera discusión se mandan a la punta del cerro, y sí se aburrieron dejan hasta ahí nomas el compromiso, porque los dos creen tener una razón que los llevo directo al fracaso amoroso.

Cuándo pasa la tormenta llega la calma, y es ahí donde nos tomamos la cabeza preguntándonos qué hicimos, muchos se arrepienten de lo que en discusiones dicen, y se retractan aludiendo que la rabia hace hablar sin pensar, ¿seremos capaces alguna vez de no herir al otro? Difícil pero no imposible.

Y a ti ¿cuánto te dura el enojo?

 

 

 

(14)

¿Se nos pasa rápido el enojo?

0 Comments